Cristian
Ritondo

NO NOS VAN A CALLAR

Repudiamos la denuncia penal formulada por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) contra los
diputados nacionales Gerardo Milman y Ricardo López Murphy, porque constituye una clara
intimidación que busca acallar a quienes desempeñando su función institucional conferida por la
sociedad exigen él esclarecimiento inmediato del escándalo que tiene como centro de gravedad
el avión irani-venezolano y su sospechosa tripulación aún retenida en Ezeiza.


Tanto Milman como López Murphy solicitaron, ante el juzgado federal de Lomas de Zamora, que
se tomen las huellas dactilares de los tripulantes de la aeronave de Emtrasur y se constaten con
las bases. internacionales de terrorismo internacional, de acuerdo a los convenios firmados
durante la gestión de Cambiemos. Estamos ante un hecho que reviste suma gravedad ya que uno
de los pasajeros se llama Ahmad Vahidi, igual que el ministro del Interior de Irán que está acusado
por la Justicia argentina de ser autor intelectual del atentado a la AMIA.


La presencia del avión iraní ha dejado indefenso a nuestro país, por la falta de profesionalismo de
la dirección de los organismos de inteligencia y de seguridad. Frente a semejantes falencias de
todo orden, y en la que se destaca con particular ridiculez el papel del actual titular de la AFI,
Agustín Rossi, quien se encargó -a fin de deslindar responsabilidades- de plantar la tragicómica
versión de que los tripulantes formaban parte de una escuela de instrucción de vuelo.


Ahora, en una clara y evidente maniobra intimidatoria, propia de los que apelan a métodos
mafiosos, este funcionario de dudosa probidad ética y profesional pretende desviar el hilo de los
acontecimientos con una denuncia carente de fundamento pero el efecto que ha logrado es
inversamente proporcional a su objetivo deleznable. La totalidad de nuestro Bloque no solo
respalda lo actuado por los diputados Milman y López Murphy, sino que dispondrá de los
mecanismos institucionales pertinentes, a los efectos de esclarecer a la brevedad el escándalo del
avión irani y dilucidar cualquier vínculo con el terrorismo internacional, autor probado de los
atentados contra la embajada de Israel en 1992 y la AMIA en 1994, dos sangrientos y criminales
actos genocidas que enlutaron a la familia argentina y violaron nuestra soberanía nacional.